sábado, diciembre 24, 2011

Saludo de Sensei Picciola

Mi saludo a todo el Dojo y Aikido Unión Argentina en estas fiestas que nos encuentran muy unidos y creciendo cada día más juntos. Y el deseo de que nuestro crecimiento personal y grupal continúe en el 2012.


CON MUCHO CARIÑO:
Sensei Daniel Picciola

Feliz Navidad y próspero 2012

miércoles, diciembre 21, 2011

¡Felicitaciones!


Felicitaciones a todos los que rindieron y a quienes hicieron
el aguante como ukes y como espectadores.




9no Kyu
De La Canal Yanina
Collado Pablo
Ciancio Nicolas
Rovaletti Leon

8vo Kyu
Gastiarena Luis
Ruiz Ayelen

7mo Kyu
Lara Gonzalo

4to Kyu
Garcia Muñoz Leandro

2do Kyu
Lombardi Nahuel

Shodan 
Gonzalez Silvia

miércoles, diciembre 14, 2011

Nacimiento de O´Sensei

En un día como hoy, 14 de Diciembre de 1883, nació Morihei Ueshiba. Fundador del Aikido y figura internacional de las Artes Marciales. 
Mas allá de hacer una biografía de O´Sensei es importante destacar su legado y el recuerdo.
Su legado es un arte marcial moderno que conjuga las tradiciones de Japón. Así como un DO, camino, que parte de un arte marcial y termina como una forma de ver el mundo y de vivir.
Nuestro recuerdo para O´Sensei, Gran Maestro, en el día de su cumpleaños.

Unión La Plata Dojo.
Aikido Unión Argentina.
14 de Diciembre de 2011

lunes, diciembre 12, 2011

La Plata Marcial 2011 FOTOS

Excelentes fotos tomadas por Diego Perez venturino en la segunda edición de La Plata Marcial.

lunes, diciembre 05, 2011

Agradecimientos La Plata Marcial 2011

Felicitaciones y muchas gracias a todos los involucrados en La Plata Marcial 2011. Muchas gracias a todos los practicantes de Unión La Plata Dojo por su colaboración antes y durante el evento para que este sea posible y muchas gracias a los auspiciantes y escuelas que exhibieron.

Agradecemos especialmente a

Bárbara Vázquez, Lautaro Delgadillo y Patricio Pereyra por haber estado fiemes durante todo el evento en la entrada ubicando al público,

a Luis Gastiarena por haberse encargado de la limpieza solo (te prometemos que la próxima seremos muchos),

a Yanina Dela Canal por mantener hidratados a los participantes de todas las disciplinas,

a Leandro García y Ayelen Ruiz por encargarse del buffet,

a Anibal Lujan por haber sido el operador del audio,

y a Natalia Escobedo por haber sido la presentadora oficial del evento.

Así mismo agradecemos a Juan Pablo Fava por conseguir el audio y a Ezequiel Gracía Luna por encargarse de la filmación.

Esta exhibición fue un éxito que supero la del año pasado y será superada por la del año que viene gracias a todo el esfuerzo y dedicación que pusieron los miembros de Aikido Unión Argentina y su dojo central Unión La Plata Dojo.


Muchas gracias por todo lo que nos da Sensei Daniel Picciola. Sin él no seríamos la escuela que somos hoy.


En poco tiempo estarán a su disposición los videos de la exhibición. Los podrán ver en este blog,
en nuestra página de facebook http://www.facebook.com/unionlaplatadojo
y en nuestro canal de YouTube http://www.youtube.com/user/unionlaplatadojo

martes, noviembre 08, 2011

La Plata Marcial 2011


En el club Unión Vecinal de La Plata (calle 9 entre 69 y 70) se realizará el 3 de Diciembre la segunda edición de La Plata Marcial.
Con mas artes marciales. Un evento para recordar.

sábado, noviembre 05, 2011

Nota dedicada a los practicantes de Aikido


Nota dedicada a los practicantes de aikido por Union La Plata Dojo.
Artículo basado en hechos reales

El Aiki-Místico
Suele entornar los ojos al realizar las técnicas, espera encontrar así la comunión con el espíritu de Ueshiba, que, como todos sabemos, basta con entrecerrar los ojos para que nos inunde cual marea arrolladora.
Trata de evitar en la medida de lo posible todo contacto con el suelo: sudar es sumamente ordinario y rodar sobre el tatami es rebajarse al nivel del mono.
Conoce todas la citas de Ueshiba al dedillo y practica, o eso dice, zazen 5 horas al día.
No suele relacionarse con el personal, él no va al dojo para ser vulgar, y beber cerveza con esos degenerados que sólo quieren pasar un buen rato, no, el está allí para encontrar su lugar en el mundo y absorber el conocimiento del Cosmos cuando a éste le dé la gana de entender que él, y sólo él ,es digno depositario de dicho conocimiento.
Cómo va a hacérselo comprender al Cosmos no lo tiene muy claro, pero seguro que no va a ser relacionándose con gente vulgar.
No se debe mezclar con el prototipo “currante” si no queremos que su vida sufra un giro radical (o su cuello) 

El Aiki-chino
Ha visto muchas películas de Bruce Lee y de Jackie Chan de pequeño.
Lo habitual es que muchos de nosotros las hayamos visto también, (a ver si ahora lo negamos), La diferencia en esta tipología es que pretende realizar aikido del mismo modo. En su momento ha tenido contacto con otras artes marciales cercanas a los circense y su aprendizaje está salpicado de abundantes movimientos atléticos, contorsiones y golpes variados.
Es difícil hacerle entender que para realizar aikido no es necesario mover la manos como una bailadora excepcionalmente activa ,ni dar saltitos de boxeador y que, de momento, las patadas voladoras no son aplicables en su práctica.
Suele atravesar momentos de hosco enfurruñamiento cuando le prohíbes realizar los kiai como una gata en celo.

El Aiki-Matón
Se plantea el aikido como un enfrentamiento continuo y se pasea por el tatami dispuesto a contestar a  cualquier reto.
No es el más rápido, ni el más listo, ni el más técnico, pero su mirada, perfeccionada por horas y horas de detenido visionado del exquisito cine de Seagal, te dice “Oye..., soy el master  de esto..., ni se te ocurra  cruzar mirada  o saludarme ".
Cuando realiza un agarre utiliza todas las triquiñuelas habidas y por haber para dificultar .
Eso sí el parecido entre su ataque, y el que debe ser es pura coincidencia .
Suelen doblar pronto y darse cuenta que las poses tipo “podría estar en la CIA si quisiera” no funcionan con toda la asiduidad que a ellos les gustaría.
No obstante una vez recompuestos de un encuentro con cualquiera de la familia akidokil “quebrantahuesos” o “currante” ,y sacudido el polvo de su keikogi, si no existen daños mayores que a su dignidad, volverá a la caza de algún incauto o incauta Aiki-Pulpo  al que atormentar.

El Aiki-Pulpo
Son gente normal y corriente con una única peculiaridad: cuando son  cometidos a cierto estrés se transforman… en pulpos, o por lo menos esa es mi teoría ya que si no, no me explico que una conversación tipo con esta familia de aikidokas sea: - Avanza la pierna izquierda…
Después de una pausa bastante mayor de lo necesario para poseer sólo dos ejemplares de las susodichas extremidades y perder algo de brillo en los ojos, te mira, mira sus piernas, te vuelve a mirar y contesta: - ¿Eh?
¡Oh, cielos la transmutación se ha producido!, piensas, y entonces, armándote de paciencia, le dices: - Tu pierna, la izquierda, muévela hacia delante.
Nueva pausa. Después de un breve temblor,irremediable e inexorablemente moverá su pierna derecha.
Los encuentros con su depredador natural el “Aiki-matón” resultan ser catastróficos habitualmente, ya que a más presión empleada más piernas, pies, manos y brazos parecen crecerles.

El Aiki-Escéptico
Después de recibir una proyección o una luxación, este tipo de aikidoka, se levanta un poco amoscado y te dice muy serio (se dan casos en los que incluso, los muy desvergonzados, llaman al maestro para hacerles partícipes de su escepticismo): - ¿Ok, pero y si te agarro así? Nueva proyección o luxación. – Um, ok… ¿pero y si ahora antes de que llegues te aplicara una in movilización tibio-rabadillera y aplicara la técnica Genki Dama (bomba de espíritus) que he observado en el capítulo Nº 3.656.789 de Goku? De nuevo le proyectas o luxas (quizás un poquito más fuerte de lo estrictamente necesario).
Frotándose la articulación dolorida o tratando de encontrar resuello sigue en sus trece y te espeta: -  Ya veo, pero… ¿y si nos encontráramos sumergidos a 10.000 metros en un batiscafo y te apuntara con  un magnum 45 que he ocultado en mis calzoncillos? Esta técnica no saldría.... Seguro.
Mira, tanto manoseo de tecnicas , se me agotó el amor. Te conviertes brevemente en un Aiki-Quebrantahuesos y estrellas su anatomía con ganas contra el tatami en la siguiente proyección, a ver si así todas las armas de destrucción masiva que pueda ocultar salen a la luz.
Normalmente sus dudas le abandonan al mismo tiempo que las lágrimas acuden a sus ojos.

El Aiki-Compasivo
En esta variedad suele haber abundancia de chicas, qué mas voy a decir . no tiene porqué ser así siempre, Son practicantes para los que causar el más mínimo dolor o malestar a su compañero les resulta insoportable.
Cuando realizan las inmovilizaciones a menudo ponen cara de pena y, si nadie vigila, sueltan mucho antes que uke siquiera haya iniciado el movimiento para golpear el suelo.
Si por una casualidad le explicas la luxación y/o inmovilización aplicándosela su compañero, su cara se transmuta de forma que podría servir de modelo a cualquier pintor que quisiera plasmar a la Virgen cuando bajan a Jesús de la cruz.
Cuando les dejas se deshacen en excusas si la intervención ha sido a petición suya o por su culpa, incluso aunque no lo haya sido.
Si por ellos fuera todas las técnicas acabarían con un besito y/o fraternal abrazo.
Son caldo de cultivo para que los “Aiki-Escépticos” apliquen y verifiquen sus más locas teorías o para la desesperación del Aiki-Currante.

El Aiki-Posturitas
Nada más entrar en el baño  de un Dojo miran a ver si tienen espejo.
Los podrás encontrar en todos los dojos mirando disimuladamente su reflejo, aunque sea en los vidrios de las ventanas  mientras realizan las técnicas y poniendo posturitas a ver que tal quedan.
Es para ellos un misterio el hecho de que Ueshiba desarrollase el aikido sin tener un sólo espejo en el dojo.

El Aiki-Saltimbanqui
Suelen ser jóvenes y con una gran energía que gastar.
Es como intentar hacer aikido con una ardilla atiborrada de anfetaminas: a la mínima que les pones una mano encima para realizar una técnica saltan como si les fuera a atropellar una trailer de siete ejes. Normalmente, mientras realiza su parabólica caída, te miras las manos asombrado por si has adquirido algún poder sobrenatural de improviso.
Cuando te toca atacar a tí, ya puedes ser el más avezado Aiki Perezoso que antes de que  puedas explicarle que “Es importante  estudiar las técnicas  pausadamente” ya le tendrás subido a tu espalda golpeándote con todo el ardor de un mandril histérico.

El Aiki-Parlanchín
Este tipo de aikidoka suele elegir el tatami para charlar sobre cualquier tema que se le  ocurra, te preguntará por tu trabajo, por tu familia, por tu equipo de fútbol… por lo que sea, el caso es ser “comunicativo”.
No confundir con el tipo Aiki-perezoso ya que no lo  hacen por “estudiar la técnica” sino simplemente porque el aikido es para ellos una especie de extensión del Facebook.
Lo que mola es conocer gente. Y lo que mola todavía más es cuando les toca practicar con un aikidoka del tipo “asceta” o “pistolero”.
En esos se me antoja juntarlos para que compartan. Si quieres practicar tranquilo suele funcionar fingir una discapacidad auditiva irreparable en el momento del saludo.

El Aiki-Guerrero
Estos son los “nacidos  pa matar”. No les trates de explicar nada porque para  ellos son el  último eslabón de una larga lista de reencarnaciones de samurais, templarios o las dos cosas y están allí para beneficiarnos y dignificarnos con su presencia.
Su contacto real con las artes marciales ha sido nulo o meramente testimonial
y sin embargo están insuflados por el ardor de su creencia en haber cortado muchas cabezas en alguna otra vida.
Realizan las técnicas a su bola y ya seas maestro o alumno no los corrijas,
porque su mirada cambia a un odio recio , ellos seguirán realizando una mezcla de aikido, karate, muai thai y pesca con mosca porque les place y así les da derecho su pasado de guerreros superiores.
Normalmente son una mutación avanzada del tipo “pistolero”. No son mala gente, pero son muy pesados.

El Aiki-Bocop 
En apariencia puede parecer gente normal pero en realidad son mutantes con un dermatoesqueleto que les hace tener  una flexibilidad similar a la de una gárgola artrítica.
Deberían llevar escrito en su keikogi en un lugar bien visible y en letras destacadas: PELIGRO no intentar inmovilizar, riesgo de hernia inginal.
En determinados casos se da un híbrido entre el Aiki-Bocop y Aiki-Pulpo (lo que se ha bautizado como Aiki-Pulpop o en lenguaje llano “Rompehuevos”) híbrido éste  que hace a muchos maestros buscar la paz en algún lugar remoto y tranquilo como Burundi o Afganistán.

El Aiki-Perezoso
Todo debe ser estudiado pausadamente para este tipo.
Debemos estudiar los movimientos con calma, nada de correr, ni siquiera de ir a una velocidad normal. 
Este tipo de practicante realiza aikido de forma que el un chino de 120 años
practicando Tai-Chi parezca un Shaolin increíblemente gimnástico. Nada de apretar, nada de estrés.
Cuando les toca caer, si es que topas con un aiki-perezoso portentosamente atlético, lo harán de forma tan pausada que te preguntarás si por ventura la tierra habrá perdido parte de su masa de repente.
Existe un teoría que asocia a los Aiki-Perezosos como evolución defensiva  del Aiki-Pulpo, pero todavía no se ha estudiado en profundidad.
No es que sean vagos, no, es que estudian la técnica.

El Aiki-Currante
Viene a ser lo que un vigoréxico en  un gimnasio.
No emite ni una sola palabra, sus ojos están iluminados por el sagrado fulgor del fanatismo aeróbico y suele entregarlo todo sobre el tatami.
No es especialmente colaborador ni especialmente “duro”, su meta es sudar y lo va a hacer aunque tenga que reventarse los huevos en el tatami.
Naturalmente suelen ser los tuyos los que acaban reventados.

El Aiki-Quebrantahuesos
Suele ir asociado como sub-especie al Aiki-Currante y se caracteriza por emplear una energía inusitadamente violenta para realizar sus proyecciones o luxaciones.
Es entretenido observar como sus víctimas, habitualmente Aiki-Matones,
recogen sus globos oculares del suelo después de la primera proyección
mientras boquean enloquecidamente tratando de hacer que sus pulmones funcionen de nuevo.
En su versión extrema y más peligrosa se camuflan como Aiki-Perezosos lo que les hace, si cabe, aún más peligrosos: cuando crees confiadamente que todo va a ir como la seda, a una velocidad que hace de un perezoso el  Usain Bolt de los mamíferos, te sorprende con una luxación que hace que las lágrimas fluyan de tus ojos en plan“Puente de Madison” o una proyección en la que, después de despertarte, tratas de recordar la matrícula del camión que te ha atropellado.





Todos, nos manejamos en cualquiera de estos apartados o tenemos un “amigo” al que identificamos plenamente con alguna de estas familias aikidokiles… ¿o no?

martes, noviembre 01, 2011

Felicitaciones a los graduados


Felicitaciones a los graduados a:

1º kyu
Fava Juan Pablo

2º kyu
Delgadillo Lautaro

3º kyu
Pereyra Patricio

5º kyu
Domes Paula   
        
8º kyu
Lujan Anibal
Mc Cormack Tomas

9º kyu
Escobedo Natalia


Sigamos por este camino!!!!

domingo, octubre 23, 2011

Aikido, mi paso... Paula Domes


O´Sensei Ueshiba Morihei


Cuando observo al Sensei explicar una técnica veo dos piezas que se van uniendo en cada momento como un rompecabezas… eso es la armonía, el awaze. Parece una danza. El entendimiento uke – nage , el agarre en el lugar justo, los pies en el lugar exacto, la postura del nage, el dejar fluir una técnica ….
A medida que va pasando el tiempo cada simple ejercicio que hacemos en el Dojo va tomando una importancia única. Todo se relaciona. Todo tiene un por qué, desde los abdominales y las flexiones de brazos hasta el practicar los golpes y desplazamientos aislados (fuera de la técnica)
Obviamente aprender Aikido no es algo fugaz … no tiene un tiempo predeterminado ni promesas de “en un año aprendés esto … en dos aquello … y así sucesivamente …” es una cuestión muy personal. Cada uno a su tiempo. En mi caso en particular, de a poco voy tomando conciencia de todo lo que hacemos, de la importancia de cada ejercicio, de ir viendo como unir todo y como usar las herramientas que vamos adquiriendo... de a poco … como dijo O’Sensei:


-En tu adiestramiento, no te apresures,
ya que dominar lo básico y llegar al primer peldaño
lleva un mínimo de diez años.
Nunca te imagines ser maestro de la perfección que todo lo conoce;
debes continuar tu entrenamiento diario
junto a tus amigos y discípulos y progresar juntos
en el Arte de la Paz
-Ó Sensei Morihei Ueshiba-



Paula Domes
6to Kyu.

miércoles, octubre 05, 2011

¿Por qué?

Hace unas horas estaba completando los formularios nuevos del dojo. Cuando estaba terminando el de Aikido Unión Argentina me topé por segunda vez con la misma pregunta: “¿Por qué entrena Aikido?”. La primera vez fue cuando llené este mismo formulario en el 2007 para la escuela anterior. Aquella vez respondí expresando lo que me producía la práctica, lo mucho que me gustaba descubrir cómo se mueve mi cuerpo y lo bueno que era hacer ukemi, o algo por el estilo. No me acuerdo bien. Esta vez iba a poner algo parecido hasta que me percaté de mi situación. Yo estaba en el dojo después de que se había ido Sensei, y hasta después de que Alvaro se hubiera ido. Estaba solo y lo había estado durante 20 minutos, entrenando frente al shomen y viendo como se iban los chicos de básquet. Estaba sentado a la mesa completando los formularios para no tener que llevármelos y no arrugarlos.
Me di cuenta que practico Aikido, no sólo porque me gusta, o porque me encanta la sensación que me recorre el cuerpo cuando me sale bien (o eso me parece) un ukemi o un nage. Creo que va más allá de las técnicas. En un momento estuve parado en el tatami sólo por estar en él, no pensaba hacer ninguna técnica, sólo sentir la superficie de práctica en la planta de los pies. En ese momento me acordé de la Koshukai. Un evento de Aikido en el que se presentaron 10 Sensei el 17 de septiembre y 6 el 18. Yo asistí a la jornada completa del 17 que duro desde las 9 hasta las 19:30 con un descanso de 50 minutos para almorzar, no tenía que hacer todas las clases, pero las hice, a duras penas, pero la hice. En un principio íbamos a ir unos cuantos, pero al final el único que disponía de tiempo fui yo. La jornada fue muy enriquecedora. Practiqué 10 estilos de Aikido seguidos, nunca había entrenado tanto tiempo. En cada clase cada Sensei mostraba su estilo a su manera y dejaba ver su enfoque. Estaban los que avocaban su práctica al kihon, otros a la respiración, otros a la relajación, otros a la unión (el Ai), otros la expansión del ki, otros a la paz, otros a expresarse a trabes del Aikido, otros al kokyunage.
Estas experiencias, me llevaron a darme cuenta que Aikido no es sólo técnica; lo mismo me pasó con Igarashi Sensei, en tres clases hicimos tai no henko, ikkyo, nikkyo y saho kokyuho y aprendimos muchísimo.
Aikido es algo que pasó a formar parte de mí. Siento que no lo puedo controlar. Lo necesito, necesito hacer Aikido, mi cuerpo me lo pide. Es un camino de descubrimiento constante que me acerca cada vez más a algo que no se aún qué es, pero que quiero averiguar.
No sé si esto se considerará Aikido directamente, pero partiendo de la base que Aikido es todo no me puedo escapar de él.

Aikidowa zenbudesu

¿Ustedes por qué practican lo que practican?

Nahuel Lombardi (23)
3er kyu

lunes, octubre 03, 2011

¿Por qué practicamos?

Buenas gente,
Si se fijan en el texto “Desde afuera” escrito por Nahuel en este mismo blog verán un comentario parecido a esto: el sensei muestra una técnica, dice ikkyoonegaishimasu y cada quien ejecuta la misma como le sale; no hace mucho el sensei dijo en clase que le gustaría que (desde naranja para arriba) se hiciera lo que el muestra, no lo que se tiene ganas: esto es, si mostró la variante 3.2.1.3 de Ikkyo, no hagan la 3.1, ni la 3.6, ni la 18.4.7 o cualquier otra, sino la que se mostró. Luego, creo que está también en el texto de Nahuel (o en el que escribí yo, de nombre Omura), Raúl comentó algo acerca de que vamos a la práctica de aikido por el placer de la práctica y no por ninguna de las razones filosóficas que solemos decir que usamos (“pienso aikido, respiro aikido, vivo aikido” de J P Fava). Ayer, Silvia me preguntó para qué pasábamos el trapo si igual quedaba hecho una mugre (un rato antes, Ayelen dijo que ella iba a pasar el escobillón porque con el trapo solo quedaba hecho una mugre). Para mí, todo esto está conectado. Es todo parte de una misma cosa, esa cosa que llamamos Aikido. Yo pienso igual que Fava, e igual que Raúl. Y si se fijan en la referencia que hizo Eze en su último post a unas palabras de O-sensei, superados los 6 meses podés practicar indefinidamente. ¿Qué estoy tratando de decir? (Eso, ¿qué estoy tratando de decir?). Pienso que no hay una razón por la que practicamos aikido sino que simplemente practicamos aikido. Esto parece una obviedad (o una estupidez) pero dijo Schlegel que todas las grandes verdades son triviales. Entonces, ¿por qué practico aikido? (paso a singular, que no sé si puedo realmente generalizar esto) o ¿por qué limpiamos el tatami? Por la misma razón que debemos dejar los zapatos mirando hacia afuera del tatami cuando estamos en la práctica: para simbolizar el hecho de dejar los problemas del mundo cotidiano afuera. Porque cuando entro al tatami, paso a modo Patricio-insoportable-aikidoka (fuera siempre estoy en modo Patricio-insoportable). Es como si te metieras en la burbuja del aikido y fueras otra persona (pero no para ser otra persona: solo sos otra persona). En mi caso, la misma persona de fuera, con la bolsa de tragedia y la lista enorme de defectos a cuestas, pero distinto. Ser otro dentro de uno mismo. ¿Para qué practicar, para qué limpiar? Solo porque sí. No para filosofar sobre ello, no por el placer de practicar, no para encontrarte con un grupo copado de gente, no porque Iriminage omote es una de las cosas más bonitas que he visto en mi vida, no porque prefiera usar el escobillón de casa como jo para practicar los kata en lugar de usarlo para barrer, sino solo porque sí. No niego ninguna de las otras razones, que considero todas verdaderas, sino que digo que ese espacio físico de 8 x 12 planchas de goma es otra cosa. Entiendo que la gente no me entienda cuando divago de esta forma. Es difícil escribir estas cosas cuando no sabés muy bien a dónde vas. Pero creo que ese dojo es el lugar en el que más me siento que pertenezco, o el lugar en dónde puedo ser cualquier clase de insoportable que igual está bien. ¿Por qué practicamos? No lo sé. Pero practicamos. Y por eso,

kanpai

Patricio (30)
4to kyu

jueves, septiembre 22, 2011

Aikido y el Dojo. por Silvia Gonzales

 
En que pensamos cuando pensamos practicando aikido:

Primer paradoja, creo que hay que pensar lo menos posible…dejar que la técnica y el cuerpo fluyan. No que los pensamientos bloqueen a la técnica y al cuerpo…a veces con el pensamiento es cuando nos encontramos intentando asimilar mas de lo que podemos, quizás seria el caso de nuevos alumnos,o pensando que ya lo
se,quizas seria el caso de todos.
Lo primero se soluciona practicando y practicando, mirando, observando y sintiendo…y de pronto la repetición de la técnica es la que le indica a mi mente: “ah” la técnica era así, porque algo me señalo desde dentro mio que era la forma indicada. Es como un instante en el cual confluyen mi cuerpo, mí menté, la
técnica….armonía..que soy uno conmigo …awase.
Lo segundo (cuando creo que ya lo se), me parece más difícil y complejo. Si bien se ponen en juego cuestiones personales, también cuestiones con uke.
Entre las innumerables cuestiones personales que podría haber como la soberbia, la falta de interés en lo que me puede mostrar mi compañero, en no encarar la repetición de la técnica buscando algo nuevo….me gustaría mencionar una. Esta última: no encarar la repetición de la técnica buscando algo nuevo. La mayoría
de nosotros comienza practicando la técnica como que ya la sabe…y cuando se encuentra con algo que no…horror, ataque a la autoestima..intento salvarlo haciendo la técnica rápida o con fuerza o intentando que no se note, que yo no lo note.Camino totalmente contrario no? Incluso cuando el sensei indica algo muchas veces lo hacemos al revés…y escuchamos: “paren” no es lo que mostré” y hay que volver para atrás.
¿No será mas fácil empezar a practicar la técnica como la indico el sensei y que mis fallas conduzcan a la superación de mi técnica?

Lic. Silvia Gonzales
1er KYU

viernes, septiembre 09, 2011

La Lección del Agua (2da Parte) Aplicación


1º- Mizu-no-kokoro. El espíritu debe permanecer siempre tranquilo como la superficie de un lago en calma. La actitud tranquila que se debe adoptar frente al adversario, para percibir todos sus mensajes y actuar en el momento preciso. Cuando la mente está preocupada por miedo, rencor, cólera, etc. No capta bien los estímulos externos y reacciona anormalmente, por debajo de sus efectivas posibilidades.
2º- La no-resistencia. Oponerse a una fuerza superior es antinatural y por tanto el fracaso es seguro. Actuar "a favor y con..." esa fuerza es lo que nos enseña el agua que debe hacerse. Nunca oponerse frontalmente al adversario, antes bien, aprovecharse de su energía y de su acción.
3º- Adaptabilidad constante e inmediata, sin preguntar previamente, sin protestar, sin poner condiciones, saber adaptarse a cualquier movimiento del otro, y sin contrariarlo, descubrir la forma de neutralizarlo constantemente, cualesquiera que sean sus reacciones.
No es fácil conseguir que el cuerpo y la mente actúen al unísono con la fluidez del agua, pero es un aspecto sobre el que se debería insistir más en la práctica del Aikido.
4º- Cuando realizamos una técnica y el otro se resiste o la esquiva no hay que seguir insistiendo para concluirla por la fuerza, sino entender que es inmediatamente preciso y necesario "buscar sin dilación por otro sitio.
La resistencia o la esquiva del otro llevan implícito este mensaje:
"por aquí no puedes, pero se ha creado una nueva oportunidad si no te detienes y sabes descubrir la nueva dirección".
5º- Saber ceder para unirse (integrarse) a la acción del otro, en su misma dirección y así hacerse dueño de la fuerza resultante para dirigirla a nuestra conveniencia a partir del instante del encuentro.
6º- Nos muestra la actitud que conviene adoptar en la práctica, y en la vida ordinaria, de acción en potencia dentro de la calma, superando las barreras de la inercia o la sorpresa.
La vigilancia ha de ser constante y natural, y la disponibilidad inmediata.
7º- Es difícil y costoso actuar directamente sobre la masa corporal del oponente, pero si abordamos la acción por el punto más débil, como la mano o el brazo, sometiéndose a un movimiento espiral (torsión) que afecte progresivamente las articulaciones hasta llegar al tronco, conseguiremos "vaciar" (proyectar) su cuerpo por el camino más fácil.
8º- Repetir, repetir, repetir una y otra vez las mismas técnicas, los mismos gestos, las mismas actitudes, sin importar nuestra debilidad o ineptitud actual. Aquel que sea capaz de perseverar como la gota, alcanzará el dominio de los principios y las técnicas de Aikido.
9º- La trayectoria de onda ya sea en plano horizontal o vertical, permiten desequilibrar y dirigir al oponente con mucha más facilidad, menor gasto de energía, y menos posibilidades de resistir o adivinar a dónde se le lleva.
10º- Ofrecer el vacío a todas las acciones del oponente, no mantener la masa del cuerpo ni en el lugar, ni en el momento que otro ha elegido para atacarnos. Escapar por donde no espera y volver contra sus puntos débiles con toda la potencia creada por el cuerpo en movimiento.

José Santos Nalda


"En el combate tú debes ser el agua, que posee la fluidez y el adversario, es la roca"
Morihei Ueshiba

miércoles, septiembre 07, 2011

La Lección del agua (1ra Parte)

1º-La superficie del agua sometida exclusivamente a la acción de la gravedad, es plana y horizontal, lisa y reflectante como un espejo. Está tranquila y en calma.

2º- El agua discurre siempre desde el punto más alto al punto más bajo, fluye constantemente respetando la ley de la gravedad. No puede ir hacia arriba si no es impulsada por una fuerza ajena.

3º- El agua se adapta inmediatamente a todo hueco, forma o resquicio, lo cubre, lo rodea, y poco a poco se apodera de él hasta cubrirlo y trascenderlo.

4º- Al encontrar un obstáculo no se detiene ni vuelve atrás, sabe esperar, mientras crece su caudal y su capacidad para rodearlo, encontrar los puntos inmediatamente accesibles (los puntos más bajos) por los que va abordando, esquivando y rebasando el obstáculo hasta superarlo dejándolo atrás. Busca sin cesar otra salida que le permite seguir su curso hasta el equilibrio y el reposo.

5º- Cuando dos cursos de agua se encuentran en direcciones convergentes u opuestas, enseguida el de menor caudal se adapta y se deja absorber uniéndose al mayor, para seguir juntos con mayor potencia y velocidad en la misma dirección, a partir del momento del encuentro.

6º- incluso en estado de reposo absoluto, el agua está siempre dispuesta para actuar. Basta cualquier causa que altere sus condiciones de equilibrio e inmediatamente se escapará por ese punto. La acción del agua es constante y permanente. Nunca está dormida.

7º- Al vaciarse, o pasar del recipiente que contiene una masa de agua a un conducto menor, va describiendo un movimiento de espiral, que facilita su salida de forma rápida y constante.

8º- La gota de agua que cae intermitente y constantemente sobre la roca más dura, acaba por hacer huella y hasta hueco.

9º- La superficie del agua impulsada por el viento origina un movimiento de oleaje y se desplaza en trayectoria ondulatoria.

10º- El agua es incompresible (no se puede comprimir) y transmite en todas las direcciones cualquier presión que se ejerce sobre ella. El agua se aparta enseguida si la queremos oprimir, ofreciendo el vacío.


José Santos Nalda

Centro de difusión del Aikido Rosario

martes, septiembre 06, 2011

La Plata Marcial 2011.

El 3 de Diciembre, nuevamente en la ciudad de La Plata, exhibición de Artes Marciales. LA PLATA MARCIAL 2011.

Mas detalles por los medios habituales.
Para publicitar en el evento (afiche, programa, web, etc) a uniondojo@yahoo.com.ar

viernes, septiembre 02, 2011

Aikido Calgary Aikikai


Aikido Calgary Aikikai

Debido a mi corta experiencia en Aikido y al hecho de que nunca había asistido a un seminario no sabia bien que era lo que debía esperar de esta experiencia o como encararla, y es por eso que trate de hacer lo que hacemos siempre en el dojo, poner la mejor voluntad y estar abierto a todo lo que se nos presenta como algo nuevo de lo cual podemos aprender.
  El primer contacto que tuvimos con el seminario fue un día después de nuestro arribo a Calgary, donde Takashi Kobayashi (un practicante local del dojo) nos invito a un asado junto a Igarashi Sensei y algunos otros practicas del dojo. Fue en esta reunión donde pudimos conocer un poco mas de cerca a sensei Igarashi y también la realidad del dojo de Calgary y sus practicantes de una manera mas informal y personal, y es de esta experiencia que sale una de la conclusiones del seminario: Cuando practicamos estamos continuamente mostrando como somos en la vida.
  La practica de sensei Igarashi es un reflejo de su forma de llevar cada día, la alegría, la precisión, la sencillez y el respeto son las cosas que yo vi en él ese primer día y que las volví a ver una y otra vez mientras practicábamos. Las bromas que hacia cuando explicaba ikkio y pisoteaba las manos que se apoyaban cuando Uke bajaba, acompañado de un "Arigato"; la precisión y velocidad de movimientos con el sable mientras bloqueaba para proteger el centro; la sencillez y pedagogía al momento de explicar los conceptos y dar ejemplos hacían que por mas complicada que sea el ejercicio, todos pudieran comprender la finalidad; y el respeto por el compañero de practica que prestaba su cuerpo para la practica de una técnica, ya que por mas veloz y fuerte que sea, siempre se acomodaba para poder realizar la técnica de manera que uke no sufra, sino todo lo contrario, aproveche la técnica para mejorar el ( como por ejemplo la elongación). Una frase que me gustaría compartir de sensei es:
  
  "Cuando se practica buen aikido, no hay dolor para ninguno de los dos que están practicando y con el tiempo lleva a que los dos estén mejor. Ahora cuando se practica mal aikido, hay dolor y se frena el progreso."
  
  Creo que es importante darnos cuenta de todo esto para poder lograr ese awase que tanto pidió una y otra vez sensei Igarashi, ya que si podemos aprender a combinar la practica con la vida diaria y viceverza, ikkyo, nikkyo, sankyo, ionkyo y cualquier otra técnica que intentemos aprender solo seria una cuestion de tiempo y practica.
  Por ahora no puedo decir mucho mas porque fue demasiada la información que incorporamos en muy poco tiempo y en mi caso me lleva tiempo procesar todo lo que pasamos y las experiencias vividas, pero voy a hacer todo lo posible por seguir escribiendo un poco mas sobre lo que fue el seminario y como afecta la practica cotidiana.
  
  Alvaro Lara (26) 7mo kyu

jueves, septiembre 01, 2011

Un descubrimiento


El miércoles 10 de agosto de este año en Calgary, Canadá conocimos a Igarashi Kazuo Sensei en una cena a la que nos invitó un practicante local. Entonces tuvimos la oportunidad de apreciar la destreza de Sensei con el ken mientras impartía una clase informal de kenjutsu Katori Shinto Ryu. Hasta ese momento sólo sabíamos de Igarashi que había compartido clases con nuestro Sensei en el 99 y que era practicante de Aikido, Karate y Katori.
Sólo verlo sostener el boken en kamae, sea cual fuere, te daba a entender que no debías atacarlo. Lo vimos manejar perfectamente las distancias, los ángulos y la energía de cada corte, y nos mostro una gran pedagogía a la hora de dar una clase.
Antes de conocerlo como aikidoka lo conocimos como persona. Compartimos una cena con él y con varios practicantes de Calgary Aikikai. Todos allí nos recibieron con buena onda, intercambiamos experiencias con ellos y nos percatamos de que Sensei, a pesar de ser japonés, director de una escuela internacional de Aikido con sede en Japón y haber practicado con O’ Sensei, es macanudo, ameno y jodón.
En lo que respecta a la práctica, en los días que siguieron presenciamos una clase de danes, una graduación de danes y participamos en 3 clases.
Lo primero que me llamó la atención fue cómo se movía en el precalentamiento. Estiraba como cualquiera estira, pero la forma en que llegaba al límite era distinta a la del resto, daba la impresión que se movía en un torrente de agua. La segunda apreciación la tuve al final de la primera clase, cuando me di cuenta que había estado una hora haciendo tai-no-henka y no me había cansado. Cada vez que nos paraba, nos explicaba otro detalle de la técnica, la postura, el eje, el ángulo, del peso, la energía a aplicar en cada punto y momento. Pero lo hizo paulatinamente, de modo que no nos agobió con información que nos tare. Este proceso, de detenernos para ampliar el detalle lo hizo con todo lo que nos mostró. En esas 3 clases de 2 a 4 horas cada una no nos agotó físicamente. Una de las cosas que nos dijo fue que las técnicas, los ukemis, los katas, se practican en el dojo y que son lo que se aprende fácil; lo difícil son los detalles que llevan a la perfección de la técnica, el comprender la esencia de cada movimiento más allá de la técnica. Lo que hizo en el seminario no fue cansarnos ni mostrarnos cuanto Aikido sabe con espectaculares kokyunages, en lugar de eso, mostró y dijo lo necesario y nos abrió la cabeza a un nuevo nivel de Aikido. O por lo menos eso sentí yo.
Ahora nos queda hacer lo que siempre hicimos. Seguir buscando nuestro camino en el Aikido en el dojo.

Nahuel Lombardi (23) 3 kyu

jueves, agosto 04, 2011

Mi paso por Aikido y nuestro Dojo


UNO: Hace poco más de nueve años empecé a practicar Aikido; no se muy bien buscando que pero las artes marciales me gustaron siempre y sobre todo las películas de artes marciales, en especial los filmes de Steven Seagal (los primeros). Si bien fue importante para decidirme no creo que haya sido determinante. No buscaba una forma de defensa ni un ejercicio físico ni nada que yo supiese. Tomada la decisión me acerque al Dojo más cercano a mi casa (alrededor de 100 metros de distancia) y me anoté antes de ver la clase.
DOS: Sobre el Aikido. Empezar es emocionante porque este arte marcial no es parecida a nada (o casi nada) pero bastante frustrante ya que el progreso es lento y se necesita paciencia. Yo había leído que hacían falta diez años para empezar a practicar con soltura el Aikido (veremos) y con el correr de los días, meses, años me fui afianzando en la práctica, ganando confianza, las caídas no dolían tanto, los golpes me agarraban un poco más preparado, el dolor ya no dolía tanto, y las clases se extrañaban cuando no las tenía. Es lento y difícil, pero todo lo que vale la pena es trabajoso.
TRES: Sobre el Dojo. Fui ganando amigos, desde el trato cordial de mi Sensei y de mis compañeros encontré un grupo humano de gente que quería practicar Aikido, un grupo cambiante siempre en crecimiento donde cada mes se suma gente, y deja gente, pero siempre creciendo y según creo siempre mejorando. De ahí en más sume decenas de amigos nuevos, gente con intereses variados, de diferentes lugares y ocupaciones.
Practicantes de aikido, como decía O Sensei y el primer Doshu:
Tuve el gusto de conocerlos a todos, los que se quedaron y los que no aguantaron seis meses. Acá me siento con la autoridad para decir que el grupo fue mejorando, en calidad y cantidad. Hoy asociación por medio somos un grupo capaz de llevar a cabo cualquier emprendimiento, desde un viaje al exterior, hasta una comunicación institucional envidiable (que muchas entidades con mucho dinero desearían tener).
CUATRO: El DO, de mas esta indicar el significado de los kanjis que componen AIKIDO, pero en particular el del DO (camino, senda) describe el proceso del Aikidoka.
De a poco se empieza a ver el camino para de a poco ir en el trato con mis compañeros compartiendo, tanto el Aikido, la práctica y la vida (¿Por qué no?), en todo lo que se puede absorber y trabajar juntos. Todavía no estoy muy seguro de que buscaba en la práctica de Aikido. Tampoco puedo decir con certeza que encontré que me hizo quedarme estos años. Y si bien hoy el camino recorrido me parece largo, se que queda mucho (muuuuuuuuucho) camino por recorrer, y tengo muchas (muuuuuchas) ganas de recorrerlo.
CINCO: A modo de posdata: lean la entrevista de O´sensei linkeada. A modo de posdata 2: y hay un motivo por el cual prefiero publicar videos propios que textos, se hacerlos…
ABRAZO
Ezequiel García Luna
Shodan

viernes, julio 29, 2011

VIAJE A CANADA


Amigos y seguidores de Unión La Plata Dojo.

Como ya sabrán, formamos parte de la asociación AIKIDO UNION ARGENTINA, que nos representa a nivel nacional como escuela de Aikido.

A raíz de esto y de la buena relación que ha mantenido nuestro Sensei y director Daniel Picciola con la Aikikai, Kazuo Igarashi Shihan nos ha invitado a participar a todos los miembros de AIKIDO UNION ARGENTINA de un seminario que dictará en Calgary, Canadá.

Este viaje se viene planeando desde mayo y serán 3 los seitos más Sensei de ULPD que irán en representación de la escuela:

Daniel Picciola Dojo-Cho
Juan Pablo Fava 2 kyu
Nahuel Lombardi 3 kyu
Alvaro Lara 7 kyu

Esperamos que esta experiencia nos enriquezca a todos.

miércoles, julio 20, 2011

Aikido 8 años


Al día de hoy (20/07/2011), día del amigo, llevo ocho años y cinco meses de práctica constante e ininterrumpida, y siento que esto recién empieza, cada martes, jueves o sábado que pasa estoy descubriendo cosas nuevas, creo que esto es AIKIDO, todos los días hay algo nuevo que aprender.
Cuando empecé a practicar, el dojo de ese momento era un lugar en planta alta, al que se accedía por una escalera caracol, que crujía con cada paso… un lugar pequeño pero acogedor, tanto que no me importaba practicar y sentir que no podía realizar una sola de las técnicas que nos mostraba nuestro sensei, Daniel Picciola, así es este arte, o por lo menos lo fue para mi… los primeros meses de practica te sentís como si nunca hubieras ejercitado tu cuerpo, crees que sos un inútil, una persona que no podes coordinar movimientos de piernas y brazos a la vez, llegas a un punto de inflexión en el que la decisión a tomar es dejar o continuar con la practica. Obviamente al estar leyendo esta reseña se darán cuenta de cual fue mi decisión.
Es muy difícil hacer comparaciones entre el Aikido y cualquier otra disciplina,… cuando alguien te pregunta qué haces y le contas, enseguida te dicen, y cómo es?, a que se parece? al karate, al taekwondo, al judo??, y la verdad, nunca he practicado otra disciplina marcial, pero a simple vista las diferencias son enormes, no se parece a ninguna de esas,... entonces creo que lo difícil es encontrar similitudes con otras disciplinas, y con la única que lo puedo hacer es con el Rugby, increíble deporte que practique durante 15 años, y que obviamente no es una disciplina marcial, pero con la cual encuentro un montón de similitudes. Y porque digo que lo puedo hacer, porque en Rugby al igual que en Aikido uno aprende a forjar el espíritu, la mente y el cuerpo, consecuencia intrínseca de ambas. Uno es un deporte grupal, y el otro se practica individualmente pero es necesario de un grupo, de otras personas que te presten su cuerpo para poder aplicar una técnica. Hablo de grupo y no de equipo, porque un grupo se define básicamente por la existencia entre sus integrantes de un plus, que es la relación interpersonal que se genera, llamada amistad.. En Rugby y en Aikido la solidaridad entre los compañeros es fundamental, en el primero tenes que estar siempre atento al jugador que lleva la pelota, apoyándolo, brindándole una opción de juego por si se le cierran los espacios, o sea bancandolo en cada situación del juego, lo mismo que en Aikido que tenes que estar siempre atento y listo para que el nague pueda desarrolar y aplicar su técnica. En ambos hay que brindarse por completo durante la practica, no se puede practicar a media maquina porque seguramente termines lastimado. Otra similitud es el respeto hacia el oponente, es un principio fundamental, realizar un tackle en Rugby o una técnica en Aikido, es lo mismo en cuanto al respeto, debo hacerlo aplicando toda la fuerza pero sin intención de lastimar. En definitiva creo que estas dos disciplinas tienen mucho en común, por eso cuando alguien me pregunta por Aikido yo les digo que es muy parecido al Rugby, mucho golpe pero con el mayor de los respetos, jajaja…..
Para practicar Aikido no existen las limitaciones físicas, uno puede estar cansado, dolorido y con pocas ganas de cualquier cosa, pero cuando entras al dojo, te descalzas y te paras en el tatami, y empezas a caer, se te acomodan todos los huesos y como por arte de magia desaparecen los dolores y el cansancio, y una vez que se termina la práctica te sentís renovado, como si recién arrancaras el día, virtud exclusiva del Aikido.
Ocho años, parece un montón de tiempo, pero en Aikido recién es el comienzo. Durante este tiempo el aprendizaje ha sido mucho, pero desde mi punto de vista es un tiempo básico para poder empezar a practicar. Cuando un nuevo compañero comienza a practicar y me pregunta sobre como se hace esto, para que es aquello, de que sirve tomarlo de esa forma, etc.. con esa ansiedad increíble por aprender, que es por la que todos pasamos al principio, le digo que lo poco que se, lo he incorporado durante todo ese tiempo que llevo practicando, y no lo hago para desalentarlo, simplemente para hacerles saber que la paciencia y la constancia son dos principios básicos del Aikido.
Hoy en día estamos practicando en un dojo que es un lujo, gracias al esfuerzo de muchos de mis compañeros. Un lugar muy espacioso, y agradable, ideal para la practica, así que aprovecho este espacio para recomendarles a todos aquellos que están queriendo practicar algo y no saben que… no lo piensen más Aikido es lo máximo y es para todos.!!!
También aprovecho para saludar a mis compañeros, feliz día para todos!!!


Jeronimo Ponce Figliozzi
1er. Kyu


lunes, julio 18, 2011

Aikido por Raúl de María

Hace unos años, allá por 1997, me choque con algo nuevo. Digo choque porque venia de hacer taekwondo y un poco de kickboxing, bastante cansado de algo que se había tornado monótono de entrenar, y paseando por cuanto gimnasio encontraba me tope con un dojo de Aikido, algo de lo cual no conocía absolutamente nada
y la primer clase me enamoró. Fue descubrir un mundo completamente nuevo, donde cada acción, siempre, tenia una razón. En aikido nada es por que si, y eso creo, es lo que me fascina.
Como soy bastante fiaca, me gusto de entrada eso de pensar la técnica primero y hacerla después, así me muevo menos. Con el tiempo, vas entendiendo (en una ínfima parte) de que va el asunto y empezas a pensar en ángulos, direcciones, variaciones, posibles salidas ante algo que fallo, etc, y la evolución se va viendo en la dinámica de la practica.
Podes tener clases buenas y clases malas, pero siempre salís del dojo con la sensación de haber aprendido algo. Otra cosa que aprendí es que todos mostramos quienes somos practicando Aikido. Los vuelteros en la vida se sienten mas cómodos a puro ura, los frontales te estampan el irimi, los indecisos firuletean todo el tiempo y los mala leche saltan a la vista en segundos.
Por ultimo, pero para nada menos importante, Aikido es una forma de vida, sin darnos cuenta vamos sumando preceptos, otras formas de ver las cosas y a veces, en esos raros dias que nos levantamos mucho mejor de lo habitual, podemos sentir la bendita armonía con el universo y esta más que claro que se debe a la practica misma, pues jamas he visto a Sensei levitar (aunque si vi volar lejos a mas de un uke).

Saludos y buena practica para todos.

Raúl de María (2do Kyu)

martes, julio 05, 2011

Irimi, miedo, awase

Hace un tiempo, sensei hablo del irimi, de su importancia y de lo relacionado que estaba con el awase. Hace tiempo, yo pensé sobre el irimi, de su importancia y de lo relacionado que estaba con el awase, (obviamente pensé primariamente en las ideas expuestas por sensei). Si bien nunca tuve ideas demasiado originales, he tenido ideas que me han llevado a un montón de cosas, porque al fin y al cabo eso son las ideas. Las ideas generan más ideas, y otras ideas le dan un entusiasmo al corazón y al espíritu que quiere realizarlas, obviamente no todas las ideas son posibles, de hecho si lo fueran el mundo sería una gran hecatombe. Y es una idea, un pensamiento, o quizás una opinión lo que quiero comentar con este texto.


Para empezar, imagino una situación, bastante común en la práctica: gyaku-hanmi no kamae, shomen-uchi, irimi-nage. Siempre la palabra irimi-nage me sonó muy parecido a inminente, a pesar de que en realidad no tienen nada parecido, quizás es en mi cabeza donde le veo cierta relación, cierta unión. Cuando nage recurre al ikkyo-undo para defenderse o bloquear el shomen-uchi, lo que hace realmente es unirse con uke, pasa a formar parte de la corriente del ataque, su brazo extendido, no pierde contacto con el brazo del compañero y es gracias a esa unión que logra realizar una buena técnica. Obviamente todos estamos aprendiendo, nunca se termina de aprender, y eso es una de las cosas buenas que tiene el aikido; por más que seas 8vo dan como el oso de Seagal, siempre podés saber más. Pero no es suficiente con avanzar un poquito, tan poco es cuestión de terminar estampado en el pecho del atacante, y esa es la gracia del irimi; porque el irimi como bien dijo sensei, es “entrar para vivir o entrar para morir, pero entrar”, no importa que tanto miedo te pueda dar acercarte rápidamente a un ataque de puño, o que tengas miedo de frenar un boken con los dientes (o la típica de bloquear un men-uchi con un shodan gaeshi y poner los dedos entre ambos sho). El miedo no es algo por lo cual frenarse, es más, creo que sin miedo no hay nadie que haga algo, porque el miedo, al igual que todo, es una idea, una idea que genera otra idea, y la idea de que se puede generar esa unión que reside en el aikido, ya sea entrando para morir, ya sea entrando para vivir, o por qué no también, retrocediendo y absorbiendo lo que uke nos ofrece, porque a pesar de lo que pueda parecer, absorber también es entrar, porque como bien escuche una vez : “Aikido es en realidad un desplazamiento hacia adelante aunque a veces nos pueda parecer que retrocedemos”.


Lautaro Delgadillo (21)


3er kyu




jueves, junio 30, 2011

JORNADA DE INVIERNO 2011

AIKIDO UNION ARGENTINA

Aikido Union La Plata Dojo


AIKIDO - INVIERNO 2011



INVIERNO, SABADO 2 DE JULIO 2011, EN EL CLUB UNION VECINAL DE LA PLATA REALIZAREMOS UNA DE LAS CUATRO JORNADAS ESTACIONALES DE NUESTRO AÑO.
Para los alumnos de los dos turnos del Dojo.
INSCRIPCIÓN

La inscripción sera hasta el día jueves 30 de Junio via email a unionlaplatadojo@gmail.com o personalmente en el Dojo.

HORARIO DE COMIENZO
9 HS- AM

QUE LLEVAR
Como siempre cada uno lleva para desayunar y para almorzar lo que desea.(también esta el bufet del club por si desean comprar ahí ).No olviden llevar ,vaso,servilletas,bebidas,etc,etc
Cada uno debe llevar también una pelota de tenis + un pañuelo de cuello o similar para cubrir los ojos.

El valor sera el mismo tomes una o todas las clases.

Los Esperamos!!