miércoles, junio 18, 2008

Impresiones

Cuando llegue al Dojo, durante las primeras semanas me dieron una planilla de inscripción para completar. Contenía datos personales, algunas preguntas sobre otros deportes practicados, etc., pero había una pregunta que llamo mi atención para la cual no tenia respuesta, decía algo así como "¿Porque decidió practicar Aikido?".
Esa pregunta disparo una serie de reflexiones y hoy luego de 3 años y medio, aun no tiene respuesta, o mejor dicho cada día tiene una respuesta distinta.
Creo que cada practicante va a Dojo en busca de algo personal, cada uno busca algo distinto pero en esa variedad hay un esencia que es la misma en todos, alumnos y maestros. Intentando encontrar una guía para la respuesta comencé a buscar en Internet y a leer que decía la gente y encontré en un blog de un Sensei de Panamá que se hacia la misma pregunta: ¿Porque los alumnos vienen al Dojo?, luego de preguntarse esto por algún tiempo se dio cuenta que en realidad encontrar la respuesta a esa pregunta no resolvería el enigma, debía preguntarse ¿Porque los alumnos continúan viniendo al Dojo? esa era la pregunta correcta!; el hecho es que nadie sabe con certeza, o por lo menos no es muy sencillo de explicar con palabras. Son las sensaciones, las relaciones, la marcialidad, vaya a saber uno que se le cruza a cada practicante y maestro por la cabeza. Una vez escuche a Daniel Picciola Sensei decir que practicaba Aikido en busca de algo que no sabia bien que era, pero si sabia que era una búsqueda. Creo que todos los que estamos cerca de Aikido aceptaríamos esa respuesta como valida.
Con el tiempo de practica fuí comprendiendo las bases de Aikido y entendiendo que se basa en 4 principios (Ikkio, Nikkio, Sankyo, Yonkyo), de ahí sale todo solo 4 elementos... parece sencillo pero cada principio puede ser ejecutado de casi infinitas maneras. O' sensei alguna vez dijo que hay 3000 técnicas básicas las cuales pueden ser ejecutadas de 16 formas distintas (ver cita) lo que da un combinatoria casi infinita. Se podría decir que esto da origen a diferentes "tipos" de Aikido pero O' Sensei siempre insistió en que Aikido es uno solo, Aikido es la armonía universal, el resto son interpretaciones. Lo mejor de todo esto para un alma ávida de desafíos, es que uno puede llegar a comprender Aikido luego de muchos años de practica donde el "cinturón negro" es el inicio de un camino infinito y no un punto de llegada.
Comprender estos 4 principios básicos quizás me hagan olvidar todos los prejuicios y costumbres y me permita mirar al mundo desde un lugar mas puro.
Por ahora solo me queda seguir practicando...
Es mi humilde impresión.

3 comentarios:

Gravedigger dijo...

Voy a responder brevemente a lo que escribió el cumpa Juan Pablo…
Primero, debo decir, que lo escrito me pareció mucho muy correcto. Si su gusto por escalar cerros y lo dicho por él acerca de la búsqueda no van de la mano, a mí que me aspen.
Eso por un lado. Por otro, ¿por qué empecé aikido? Yo quería que me enseñaran a destruir el mundo con mis manos; rápido me di cuenta que no me iban a explicar como hacer esto ahí, pero hacer las ukemis estaba bueno.
Luego, ¿por qué sigo practicando aikido?
Bueno, si bien yo soy amigo del derrape filosófico para prácticamente todo, seré práctico para responder a esta pregunta.
1° El sensei Daniel Picciola. No solo da gusto verlo practicar, sino que, me parece, entrega una imagen muy íntegra de lo que se es como ser humano. Por un lado te regaña (por no decir que te caga a pedos) si no pegás la pera al pecho cuando caes, y por el otro se rompe un dedo peleando con seis personas distintas en una práctica de karate. Si eso no es el ser humano, a mí que me cuelguen.
2° Encuentro en aikido un ambiente distendido y no competitivo. Uno entra en lance consigo mismo para tratar de hacer el ikkyo undo como la gente, sin que venga nadie a jetonearte que lo estás haciendo como el demonio. Luego, están las charlas entre los mates y el in y el out de la practica, en dónde uno siempre está bromeando sobre quien hace qué como, sacándole el cuero al otro, pero esto también es la humanidad. Encuentro esto muy saludable.
3° Siempre es agradable descubrir como incorporaste un movimiento en alguna técnica que ni siquiera habías notado. A medida que vas practicando vas conociendo más y más técnicas, notando más y más detalles, poniéndote quisquilloso… por lo que el número de cosas que hacés mal aumenta ad infinitum. Pero está bueno notar que algo que no te salía hace tres meses de repente tu cuerpo lo asimiló como por osmosis sin que te dieras cuenta, y que donde antes no te salía una koho ukemi, ahora sigue sin salirte pero ya estás colocando tus miembros en una postura pseudocorrecta…
4° Aikido es lo más!!!!! Nunca me canso de decirlo.

Así, esas son las razones para haber empezado y continuar intentando…

Sale con fritas.

Anónimo dijo...

El comentario de esta persona que escrivio el 23 de junio de 2008 a las 14:00 Hs, realmente le digo que deberia de escribier mas seguido en el blog o en comentarios por que me parecio realmente claro,al igual que quien realizo la nota principal.
Gracias buena gente!

Anónimo dijo...

El comentario de esta persona que escrivio el 23 de junio de 2008 a las 14:00 Hs, realmente le digo que deberia de escribir mas seguido en el blog o en comentarios por que me parecio realmente claro,al igual que quien realizo la nota principal.
Gracias buena gente!